45 AÑOS DE LA TELESECUNDARIA Y SUS PERSPECTIVAS

45 AÑOS DE LA TELESECUNDARIA Y SUS PERSPECTIVAS

 Alumno: Víctor Manuel Sánchez Corona

UNIVERSIDAD ESTATAL DE ESTUDIOS PEDAGÓGICOS

Campus Rosarito

Coordinadora: Dra. Vanessa Cortez Fabela

Playas de Rosarito, B.C.

Enero del 2013

El origen y desarrollo de la educación a distancia que a la postre se llamó  telesecundaria el cual se integró como una modalidad al sistema educativo nacional y que nació en el momento en que el país entraba de lleno a la modernidad aún con grandes rezagos de carácter social, particularmente en el ámbito educativo, aspecto que desde el triunfo de la revolución fue el eje de la transformación cultural, social, científica y tecnológica de nuestra nación, motivó que desde la Secretaria de Educación Pública se hiciera una investigación en diferentes países de América y Europa sobre el uso de la televisión y la radio en la educación, lo que posteriormente conjunto a técnicos en medios de comunicación y maestros de educación primaria con el fin de llevar a cabo la experimentación y crear los recursos humanos y materiales para que a través de la moderna red de microondas que se había instado en la mayor parte del territorio nacional miles de pueblos y rancherías tuvieran acceso a una educación que respondiera a las políticas educativas del momento y tuviera un impacto en el desarrollo de esas comunidades.

La telesecundaria fue fundada en 1968 para ampliar la cobertura educativa en comunidades rurales alejadas y poblaciones suburbanas marginadas, en sus 45 años de existencia se ha convertido en un claro referente para millones de jóvenes mexicanos que se encuentran en la edad de utilizar el servicio educativo de nivel secundaria, los cuales son, por lo general, los más pobres y que este subsistema será la única opción para continuar sus estudios. Esto es, que uno de sus objetivos que le dan origen siguen en la actualidad tan vigente como cuando se fundó.

En la actualidad la telesecundaria brinda el servicio educativo a cerca del 30% de los alumnos que estudian en escuelas secundarias públicas en sus diversas modalidades en el país. Ese crecimiento no ha estado exento de diversas “crisis” que han puesto en entredicho sus objetivos originales como nos lo describe Poy Solano, Laura en su breve ensayo [La telesecundaria cumple 40 años; vive una “crisis profunda”]

Profesores fundadores del subsistema con más de 42 años de experiencia, reconocen que el abandono y deterioro de las telesecundarias es “evidente, aunque no fue un proceso de debacle educativa generada por fallas de origen, sino por la creciente intervención del sindicato nacional de Trabajadores de la Educación, que desde hace más de dos décadas han cooptado todos los puestos, desde director, supervisor, inspector y jefe de sector, y con ello la han sangrado hasta casi extinguirla”.

A esto se suma la “total indiferencia de las autoridades de la Secretaria de Educación Pública que siempre han visto a la telesecundaria como el patito feo, al que nunca destinaron grandes recursos y que prácticamente nació sólo con el acta de nombramiento, pues fueron los propios maestros, padres de familia y comunidades quienes hicieron posible las primeras teleaulas en casas particulares, atrios, mercados o bodegas abandonadas”. (1)

En estos breves párrafos nos describen dos de las razones fundamentales, aunque no son las únicas, para entender cuál ha sido la historia de las telesecundarias en nuestro país, como lo veremos más adelante.

ANTECEDENTES

Desde inicios de los años 50s en México hubo varias experiencias exitosas con el uso de los medios audiovisuales aplicados a la educación, en 1951 se transmitió una clase de anatomía a los estudiantes de la escuela de medicina, en 1959 se transmitió la primera clase de matemáticas y otras a los alumnos del Politécnico, en 1965 se realizó el programa de alfabetización por televisión, entre otras experiencias previas a la telesecundaria.

Algunos antecedentes, al final de los años 50s con Adolfo López Mateos como presidente y Jaime Torres Bodet como Secretario de Educación Pública se realizó un estudio sobre la cobertura de educación primaria, donde se concluyó que el 42% de los niños de entre 6 y 14 años no estudiaba la primaria y sólo el 2% terminaba el sexto grado en las zonas rurales. Por lo que se presentó el Plan de Once Años, dicho programa tiende a resolver el problema de cobertura de la educación primaria. Para 1964 el número de egresados de primaria se duplicó.

“El plan de Once Años redundo en el aumento considerable de alumnos que quisieran ingresar a secundaria en un 10% anual, esto debido entre otros aspectos al uso de la radio” (2)

En 1965 el Secretario de Educación Pública Agustín Yáñez anuncia un vasto plan educativo la tarea de impartir educación básica, el proyecto de alfabetización y el de educación secundaria por televisión, que estaba abocado a resolver la carencia de escuelas y maestros en gran parte de las zonas rurales y que, atendería a más de un millón y medio de mexicanos esparcidos en 51555 poblaciones con menos de cien habitantes.

Es pues en este contexto donde la telesecundaria surge para llevar este nivel educativo al medio rural.

“Tres factores hicieron posible el nacimiento de la escuela secundaria por televisión en México; la educación rural, la necesidad de expansión de la educación secundaria y el uso de los medios electrónicos para dicho objetivo” (3)

En 1966 se concluyó la investigación encargada a un grupo de expertos para estudiar este novedoso modelo educativo en diferentes países de América y Europa, siendo el modelo italiano la base a partir de donde se diseñaría la telesecundaria en México, ya que ambos intentaban brindar una alternativa de bajo costo a la demanda de educación secundaria en zonas donde no se contaba con escuelas formalmente establecidas, por otra parte, la investigación concluyó que

“Los alumnos aprenden tanto con la televisión instructiva incluso en la etapa inicial, como en la enseñanza tradicional con el maestro, destacando que este medio cuenta con mayores recursos pedagógicos en comparación con otros y estimula el aprendizaje independiente”  (4)

Comúnmente se piensa que la educación rural es el origen de la telesecundaria: Sin embargo, dicho proyecto nada tiene que ver con eso, más bien, su origen está asociado al desarrollo tecnológico de la época, específicamente, al uso de la televisión con fines educativos.

Durante la gestión presidencial de Gustavo Díaz Ordaz, en 1968, se hizo oficial el surgimiento de la telesecundaria, con lo que se pretendía aprovechar las ventajas de comunicación que ofrecían los medios de comunicación electrónicos, específicamente la televisión, para llevar, por este medio, la educación secundaria a regiones que carecían del servicio, sobre todo en las áreas rurales donde los núcleos de población son reducidos que no justificaban económicamente el servicio que demandaban. El proyecto al inicio, se basó en el modelo italiano, de donde se toma el soporte pedagógico, aunque con el tiempo, esta modalidad fue incorporando sus propias experiencias y termino adaptándose a las características y necesidades de las comunidades donde se instaló, creando un nuevo modelo con características propias que se llamó en su origen, Sistema Nacional de Enseñanza Secundaria por Televisión (actualmente Educación Telesecundaria) que fue transmitida a diez estados por la red de IMEVISION. Para entonces ya atendía un promedio de 60000 alumnos entre regulares y libres, los alumnos libres eran los que a través del sistema de telesecundaria se alfabetizaban, los cuales representaban la mitad de esa cifra.

En 1972 el Instituto de Investigaciones de la Comunicación, de la Universidad de Stanford, California realizó una evaluación encargada por la Dirección General de Educación Audiovisual y Divulgación, con este estudio se pretendía contrarrestar las opiniones de algunos sectores de maestros y de la sociedad que consideraban el servicio como de segunda categoría e incapaz de alcanzar los niveles de eficiencia esperados por las autoridades. Por otra parte, este análisis permitiría que otros países con problemáticas educativas y sociales similares a las de México, pudieran servirse de los aportes de dicha modalidad.

Este estudio se realizó simultáneamente entre estudiantes de tercer grado de secundarias regulares y telesecundarias, arrojando los siguientes resultados:

“COSTOS. En casi todos los aspectos evaluados el sistema de telesecundaria era más económico que la enseñanza directa, en promedio anualmente el gobierno invertía 150 dólares por estudiante de  telesecundaria, mientras en el sistema tradicional era de 200 dólares. en Las zonas rurales la telesecundaria era el 50% más barata.

EFICIENCIA TERMINAL. Se evaluó el aprovechamiento y se concluyó que el rendimiento era similar. El 44% de los egresados de telesecundaria continuaba sus estudios, tomando en cuenta su entorno socioeconómico y familiar de estos estudiantes, la eficiencia terminal era alta, (…) Con respecto a los docentes en ambos sistemas se concluyó que tanto unos como otros utilizaban técnicas de enseñanza tradicional y en ambos casos se notaron deficiencias en cuanto a su actitud respecto a la enseñanza. (…) en el caso de las lecciones televisadas evaluadas se consideró que no cumplen cabalmente su objetivo de ser eje del proceso de enseñanza – aprendizaje”. (5)

En términos generales, la investigación indicaba que este nuevo modelo educativo se sustentaba en esquemas y hábitos profundamente tradicionalistas, si bien la televisión representaba un gran apoyo y complemento operativo, sobre todo en la propagación de conceptos e información, corría el riesgo de volverse un obstáculo para el aprendizaje formativo.

La importancia de este estudio fue capital para la continuidad de la telesecundaria al ofrecer evidencia de la efectividad del sistema.

Hasta 1973 las telesecundarias se habían considerado administrativamente una extensión de la secundaria más próxima, escuela matriz, quienes controlaban inscripciones, calificaciones, boletas, certificados y todo tipo de documentación oficial y debían informar de todas las actividades y resultados de las mismas.

Para entonces el Secretario de la SEP, Víctor Bravo Ahúja, con la gestión del presidente Luis Echeverría Álvarez, se reestructuro la organización de la telesecundaria adscribiéndola a la Dirección General de Educación Audiovisual y Divulgación incrementándole sustancialmente su presupuesto. Dependencia que fue dividida en dos dependencias, con el fin de aligerar la carga laboral a los docentes y mejorar el servicio educativo, por un lado, la Dirección de divulgación; que se encargaría de la producción de materiales y el aspecto administrativo y, por otra, La Dirección General de Educación Audiovisual (DGEA); a la cual se le asignó la función exclusiva de producir las clases televisadas.

EL CONFLICTO

La descentralización educativa promovida a partir de la Reforma Educativa del 1972 repercutió de manera importante en la telesecundaria ya que los profesores coordinadores se encontraban en una situación particular; como profesores de la Dirección de primarias estaban comisionados a la DGEA, por lo que, a pesar de trabajar formalmente para el sistema de telesecundaria, en lo administrativo no dependían de ella. Para ese entonces, se formó la Comisión Nacional de Maestros Coordinadores con el objetivo de negociar su regularización, entre otras demandas, por lo que posteriormente se les otorgó el nombramiento que los acreditaba como personal del Departamento de Telesecundarias.

Los nuevos programas de estudio, por áreas de aprendizaje, creados por la reforma, suscitaron inconformidad por diversos sectores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a pesar de la oposición la telesecundaria fue una de las instituciones que primero adoptó el modelo, en gran medida, a su organización.

“Aunque la experiencia de su aplicación no fue exitosa, ya que, los docentes no se encontraban preparados para adscribirse al nuevo enfoque, y los textos de apoyo tampoco resultaban adecuados para tal objetivo. Curiosamente fue la conflictiva experiencia de su aplicación en la telesecundaria lo que puso en entre dicho aceptarlo en las demás formas de educación media básica”  (6)

A partir de esta experiencia, la CNMC promovió la creación de la especialidad de la “Licenciatura para Maestros Coordinadores de Telesecundaria”, la cual planteaba instruir a los profesores en torno al uso de los medios de comunicación y otras tecnologías con fines educativos, además de brindarles los elementos conceptuales y pedagógicos que permitieran una formación interdisciplinaria, el proyecto entro en funciones en 1975.

Debido al crecimiento del sistema y la creciente injerencia del movimiento sindical, de la CNMC, se creó un aparato administrativo más complejo y diversificado, se crearon las plazas de Director, Inspector e Inspector Coordinador de Sector y, se descentralizaron las escuelas de nueva creación en los estados, las autoridades educativas locales serían las responsables de la operación y administración y pago de maestros.

Hasta 1977 el SNTE se había negado a reconocerles la formación de una delegación aparte, entre otras cosas, por su independencia del grupo hegemónico del SNTE. En un documento elaborado conjuntamente por la DGEA y el SNTE, se afirmaba;

“la imagen negativa que se tiene de la telesecundaria obedece a las actitudes irresponsables de quienes manejan la llamada Comisión Nacional de Maestros Coordinadores, las cuales han propiciado el cierre de escuelas para realizar asambleas, el abandono de aulas por parte de los alumnos para asistir a concentraciones y movilizaciones de padres de familia con el mismo propósito.”  (7)

Ante esta situación fuera de control y el poder que había adquirido la CNMC, la respuesta de la DGEA fue no crear más escuelas, ni plazas para telesecundaria, hasta que no se regularizara el funcionamiento de las teleaulas ya existentes, además de cerrar en 1979 la Licenciatura de Educación por televisión, nombre que finalmente se le dio a la licenciatura abierta en 1975, y transferir a los maestros coordinadores de la Dirección general de Enseñanza Media a la Dirección General de Grupos Marginados.

Por parte del SNTE, se seguía rechazando el nombramiento de los maestros coordinadores como docentes de secundaria, por considerar que dicha determinación violaba el catálogo de escalafón basado en la antigüedad y el grado de escolaridad necesaria para obtener el cargo, ya que en su mayoría eran docentes de primaria y otros, no eran docentes, sino que habían sido contratados por las comunidades como maestros.

Paradójicamente esta etapa de fuertes conflictos, fue la época de renovación donde se perfilo el modelo pedagógico de telesecundaria con una visión a largo plazo, hasta el 2006.

ALGUNOS DATOS NACIONALES

Nos dice el artículo “Las Telesecundarias Mexicanas, Un recorrido sin atajos” (8) que estas son la modalidad educativa que ha crecido de manera más rápida en los últimos veinte años.

En el 2004 había un total de 6, 680,338 alumnos de secundaria, en escuelas públicas y privadas.

Ese mismo año había 1,231,000 alumnos en escuelas telesecundarias a nivel nacional, lo cual representa el 29.02% de los alumnos que estudian en escuelas públicas a nivel secundaria.

Los cuales se encuentran distribuidos en 16,581 escuelas representando, el 60.6% de la existencia total de escuela secundarias en el país, esto es que de cada 10 escuelas  6 son telesecundarias.

De acuerdo a los resultados de PISA del 2003, los estudiantes que no podían realizar las tareas básicas de lectura eran;

58.9% eran de escuela secundarias públicas y privadas.

65.7% de escuelas secundarias técnicas y,

89.3% de telesecundaria.

Los estudiantes que tienen competencias insuficientes en matemáticas son;

71.9% eran de secundarias generales públicas y privadas.

82.7% de escuelas técnicas y,

94.4% de telesecundaria.

Con respecto al costo en pesos por alumno nos muestra lo siguiente;

Secundaria general    $ 12,460.00

Secundaria Técnica   $ 14,572.00 y,

Telesecundaria           $ 6,811.00

Por otra parte, es importante mencionar que el modelo de telesecundaria se extendió a inicio del año 2000;

“a Centroamérica; Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y panamá y, a Los Estados Unidos a través del Programa Binacional de Educación Migrante donde se iniciaron pruebas piloto en California, Pensilvania, Colorado y Florida integrando cursos de matemáticas y ciencias así como cursos propedéuticos del programa de telesecundaria de verano a la población hispana.” (9)

ALGUNOS DATOS ESTATALES

Veamos ahora algunos datos de la situación que guardan las telesecundarias locales, que como se verá más adelante y como le ha descrito anteriormente, no son discrepantes. En el 2009 el Centro de Estudios Técnicos y superiores (CETYS), realizó un estudio acerca de la situación que guardan las escuelas telesecundarias en Baja California recopilando la siguiente información; ;

“reconoce como debilidades o aspectos negativos, primeramente la falta de apoyo en recursos económicos, tecnología, infraestructura, material didáctico, personal de apoyo y administrativo y estímulos a docentes como a directores; en segundo lugar, los factores sociales como la pobreza ligado a las deficiencias culturales de la comunidad; en tercer lugar, destaca la desventaja de los maestros que atienden varios grupos, (…)” (10)

Un aspecto que destaca cuando se analizan las variables metodológicas y pedagógicas, es la falta de compromiso de algunos docentes respecto a las actividades educativas que se realizan con los alumnos y en las acciones de vinculación que se organizan con los padres de familia y los miembros de la comunidad.

Por otra parte, destacan los resultados de la encuesta realizada a los alumnos de tercer grado respecto a aspectos personales de los estudiantes;

74% de los alumnos identificaron la falta de recursos económicos en su casa.

50% cuida algún familiar en casa.

60% identifica la zona en que viven como insegura o violenta.

45% trabaja al salir de la escuela.

El 68% de los estudiantes tienen planes de continuar estudiando. (11).

El documento elaborado por la Coordinación de Telesecundaria en el estado (12), en el 2012 presenta la situación que guarda la modalidad.

Las telesecundarias surgen en 1993, en la actualidad hay 92 telesecundarias en el estado con una población estudiantil de 8,535 alumnos y una planta de 390 docentes, de los cuales el 70% cuenta con un perfil profesional ajeno a la docencia y, del total 133 docentes se encuentran en las siguientes categorías (no titulado, bachillerato y otros). Además, de las 92 escuelas 37 son multigrado.

Con lo que respecta a los aprendizajes medidos por los resultados de ENLACE 2011 y que aquí se presentan de manera global del nivel secundaria en el estado, son los siguientes;

Puntajes en español;

Secundarias generales: 467.8

Secundarias técnica:      475.0

Telesecundarias:            471.9

Puntajes en matemáticas;

Secundarias generales: 481.6

Secundarias técnicas:    488.6

Telesecundarias:            500.1

Puntajes en geografía;

Secundarias generales: 484.4

Secundarias técnicas:    489.3

Telesecundarias:            486.9

Por otra parte, elaboran un listado de problemáticas parciales que la coordinación estatal ha detectado;

  • Aprendizajes: aprendizajes poco significativos.
  • Enseñanza: escases de estrategias para lograr en los alumnos las competencias y los aprendizajes significativos y falta de capacitación a docentes.
  • Recursos humanos: falta de plazas docentes.
  • Recursos materiales: deficiente señal de EDUSAT y equipo deteriorado.
  • Infraestructura: escuelas sin direcciones y pocas aulas de medios.
  • Gestión: escasa capacitación a directores en relación a la gestión escolar, docentes desconocen el modelo pedagógico de telesecundaria y el uso de las TICs.

De igual manera los inspectores y apoyos técnicos pedagógicos carecen de elementos que permiten fundamentar sus acciones y tomas de decisión, lo que se refleja en la falta de estrategias de acompañamiento y seguimiento a las necesidades de los docentes y de los centros escolares.

Diversos factores problemáticos que conllevan a hacer del servicio de telesecundaria, un servicio desprotegido y que requiere ser fortalecido para responder a las necesidades de la población que la demanda.

CONCLUSIONES

La telesecundaria es un modelo que surgió de un modelo vinculado a la modernidad y poco tiene que ver con la escuela rural, más bien en la segunda década de su fundación se retomó algunos aspectos de dicha escuela.

Dos de los aspectos fundacionales sed han cubierto, ampliar la cobertura y la equidad en secundaria.

Los conflictos que se han generado durante la historia de la telesecundaria tienen que ver con la actitud asumida por el grupo hegemónico del SNTE y las autoridades educativas, además, de la inequidad con que se distribuyen los recursos dentro de sistema educativo nacional.

La relacion costos – eficiencia en las telesecundarias es muy alto, pues mientros en las modalidades general y técnica el costo del alumno es el doble o más, los porcentajes de eficiencia varían solo en 3.15%.

Con respecto a los aprendizajes de los alumnos las telesecundarias tienen porcentajes altos, sin embargo, no es nada satisfactorio lo que sucede al respecto en las otras modalidades, ya que si tomamos en cuenta los entornos sociocultural y familiar de los alumnos en cada modalidad, las telesecundarias tienen grandes desventajas.

En cuanto a la enseñanza, de acuerdo a los datos recabados todas las modalidades de secundaria se sustentan en esquemas y hábitos tradicionalistas.

Telesecundaria carece de una estructura administrativa completa a nivel nacional, sus estructuras son desarrolladas a nivel delos estados y sólo donde su matricula es representativa.

No podemos dejar de lado las grandes deficiencias que el sistema de telesecundarias tiene en lo pedagógico, pero estas son decisiones que están en manos de las estructuras de desición del sistema educativo nacional.

Tampoco podemos dejar de ver que la problemática educativa a nivel nacional no es de una modalidad esclusivamente, sino que corresponde a políticas educativas nacionales, esto es, que un modelo educativo corresponde a un modelo de nación y los tiempos que se viven, por lo que en la decada de los años cincuenta y sesenta la preocupación de los gobiernos en turno fue la cobertura educativa, ahora en el siglo XXI la problematica de la educación ha cambiado a la calidad educativa, pero ahora, la educación de calidad tiene que ver con el uso de las tecnologías y es aquí donde la telesecundaria tiene una oportunidad de ser un modelo en todos los diversos modelos educativos por la experiencia que ha acumulado.

BIBLIOGRAFÍA

1)     “La Telesecundaria cumple 40 años; Vive una “crisis profunda”. Poy Solano, Laura, ensayo, 2008.

http://www.jornada.unam.mx/2008/01/13/index.php?section=sociedad&article=038n1soc

2)    “La Telesecundaria en México; un breve recorrido histórico por sus datos y relatos”. Jiménez Hidalgo. José de Jesús, Martínez Jiménez. Rodolfo, García Mancilla. Carlos David. SEP, 1ra ed, México, 2010, pp. 124.

http://www.telesecundaria.dgme.sep.gob.mx/archivos_index/B-HISTORIA-TELESECUNDARIA.pdf.

3)     “Las Telesecundarias Mexicanas, un recorrido sin atajos”. Reyes Heroles, Jesús            Director, Fundación Este País, México, D.F, junio 2005.

http://estepais.com/inicio/historicos/171/21_suplemento_las%20telesecundarias.pdf

4)    “Telesecundarias en Baja California: una evaluación integral”. Garate Rivera, Alberto. Bonilla Esquivel, José Luis, Montes Silva, Melanie E., Sistema CETYS Universidad, Mexicali, B.C., 2009, pp. 192.

5)    “Programa Estatal para el Fortalecimiento del Servicio a la Educación Telesecundaria del Estado de Baja California (PEFT)”. Rodríguez Bernal, Beatriz, Muñoz Franco, María de la Paz. Zazueta Cervantes, Sonia, SEBS – Coordinadora Estatal de Telesecundaria, Mexicali, B.C., 2012, pp. 27.

http://www.telesecundaria.dgme.sep.gob.mx/normatividad/PEFT2012_Estados/PEFT_2012_BC.pdf

6)    “La telesecundaria ante la sociedad del conocimiento”. Calixto Flores, Raúl. Rebollar Albarrán. Angélica María, revista Iberoamericana de educación N° 44, México, D.F., 2008.

http://www.rieoei.org/expe/2197Flores.pdf

About these ads
de victormanuelsanchezcorona Publicado en Diplomado

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s